viernes, 27 de marzo de 2020

Comunicado Oficial No. 3 COVID-19


Diócesis de San Andrés Tuxtla, Ver.


Comunicado No. 3
ASUNTO: Sobre la Pandemia COVID-19.

A todos Sacerdotes, Diáconos, Vida consagrada, Consejos Parroquiales de Pastoral, hermanas y hermanos fieles laicos de buena voluntad.

“¡La paz esté con ustedes!"

No temas, porque Yo estoy contigo. No te desalientes, porque Yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré. Sí, te sostendré con la diestra de Mi justicia.
(Is 41,10)

La providencia de Dios, ha querido que seamos testigos del miedo y del sufrimiento que estamos viviendo en esta cuaresma 2020, causado por la violencia y por la pandemia del Covid-19. Esperamos que después del dolor del Viernes Santo, venga la alegría del Domingo de Resurrección.

En éste contexto, atendiendo a las últimas declaraciones de las autoridades civiles, de la Conferencia del Episcopado Mexicano, del comunicado que hemos emitido los Obispos de la provincia de Xalapa, y después de haber consultado al Consejo Presbiteral y al equipo constituido para este caso, les comunico lo siguiente:

PRIMERO: Damos gracias a Dios porque sentimos su protección y su cercanía, por medio de San José y de la Santísima Virgen María en sus advocaciones de Guadalupe y del Carmen, a quienes hemos consagrado a nuestra Diócesis. Así lo sentimos: “Ante la globalización del COVID-19, está surgiendo con una gran fuerza la globalización de la oración y la solidaridad”.

SEGUNDO: Siguen vigentes las disposiciones que hemos dado en los comunicados anteriores (templos abiertos, celebraciones eucarísticas restringidas, la comunión en la mano, aplazamiento de confirmaciones, retiros, encuentros para grupos numerosos, etc.).

TERCERO: En relación con la Semana Santa.
1. La celebración penitencial sacerdotal y la Misa Crismal tradicionalmente celebrada el martes y el miércoles santos, la tendremos sólo para foráneos, consultores y hermanos sacerdotes que deseen participar el miércoles Santo en la santa Catedral a las 11:00 am. A reserva de los que se diga en posteriores comunicados oficiales de autoridades eclesiásticas y civiles.
2. Las celebraciones eucarísticas y actos litúrgicos ordinarios, pueden ser celebrados con asistencia del Consejo Pastoral Parroquial en los templos y en las comunidades rurales a juicio prudencial del párroco, siguiendo las normas litúrgicas y las medidas sanitarias recomendadas por autoridades civiles y eclesiásticas.
3. Los actos de piedad popular ordinarios: Viacrucis, procesiones, velaciones, pésame, siete palabras, etc., serán celebrados con verdadera devoción en las familias o grupos limitados.
4. La misión intensiva, tanto de la cuaresma como de la Pascua, pasa de comunitaria a familiar. Este es un tiempo favorable para profundizar en la identidad de la "Iglesia doméstica", y vivir con intensidad, desde la familia las fiestas fundantes de nuestra fe cristiana católica. Para ambos casos recomendamos los subsidios de catequesis y celebraciones que hemos elaborado para este año 2020.
5. La Semana Santa será una gran oportunidad para celebrar la pascua como "Iglesia en la casa". Recomendamos hacer con mucha creatividad el altar familiar de cuaresma-pascua; participar a través de las redes sociales, en las celebraciones que se harán solo con el Consejo de Pastoral Parroquial en los templos de la Diócesis a las 12:00 pm; y adornar las puertas principales de la casa durante la semana: el Domingo de Ramos poner un moño morado y una palma; el Jueves Santo un ramo de plantas medicinales y el Viernes Santo una corona de espinas. El Sábado Santo el signo será encender una vela a las 09:00 pm y el domingo una corona de flores a las 12:00 pm. Todo esto podría acompañarse de frases de vida y esperanza.
6. Todos los templos estarán abiertos, adornados con los signos litúrgicos correspondientes de cada día y el personal capacitado para cuidar esmeradamente que se mantenga la sana distancia y las medidas cautelares recomendadas.

CUARTO: En relación con la Pascua.
1. Para lo que hemos llamado misión intensiva de pascua, consideramos que puede ser la gran oportunidad para aprender a ser discípulos misioneros de paz desde la escuela de la familia. Para esto ofrecemos entre otras cosas nuestros subsidios de catequesis y celebraciones.
2. He tomado la decisión de suspender, por este año, nuestra tradicional fiesta Diocesana del día del Católico programada para el día 26 de abril.
3. Sobre la ordenación Sacerdotal del Diácono Víctor Beltrán, programada el día del católico, la peregrinación de la Paz programada para el 23 de mayo, y de otras reuniones y celebraciones diocesanas daremos la información oportunamente.

QUINTO: Teniendo en cuenta que a la crisis de salud se agrega la crisis económica, y confiando en la providencia de Dios, recomiendo intensificar la solidaridad sobre todo con nuestro Seminario, claustros y parroquias más necesitadas. En éste sentido, el informe económico de los meses de abril y mayo estará exento de lo que entre nosotros llamamos la iguala (esto no incluye colectas, diezmo ni deudas). Sin embargo, si alguna parroquia tiene la posibilidad de hacer algún donativo para las necesidades emergentes, que nunca faltan, se los agradezco.

SEXTO: Encargo a Cáritas Diocesana seguir el desarrollo de la pandemia y estar atentos para ayudar en la medida de lo posible a las personas más necesitadas.

SÉPTIMO: AI P. Erasmo Molina responsable del OCEAS y al P. Carlos Deméneghi responsable de la casa sacerdotal "El Buen Pastor", les agradezco el servicio que prestan a la Diócesis y les recomiendo estar atentos e informar oportunamente sobre el estado de salud de los Sacerdotes y Diáconos.

OCTAVO: Durante la contingencia  sanitaria, y en el caso de celebración de las exequias, quedará a criterio del párroco celebrar en el templo o en las casas, tomando en cuenta todas las medidas sanitarias.

Nos encomendamos a Jesucristo, el Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas.


 
+ Mons. Fidencio López Plaza


27 de marzo del año 2020.





No hay comentarios:

Publicar un comentario