viernes, 22 de noviembre de 2019

El Señorío de Jesús en la Casita Sagrada. Reflexión Dominical. 24 de noviembre 2019 CRISTO REY DEL UNIVERSO


DOMINGO 24 DE NOVIEMBRE  DE 2019
CRISTO REY DEL UNIVERSO
El Señorío de Jesús en la Casita Sagrada
Ciclo C
Pbro. Teódulo Morales Mezo
EVANGELIO
Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino.
Del Evangelio según san Lucas 23, 35-43
Estando Jesús en la cruz, empezaron los jefes a comentar con sorna: “Si salvó a otros, que se salve a sí mismo, puesto que es el Mesías escogido por Dios”. Los soldados también se acercaron y se burlaron de Él. Le ofrecían vino ácido y le decían: “¡Si tú eres el rey de los judíos, sálvate!”. En efecto, encima de Él había un letrero que decía: “Este es el rey de los judíos”. Uno de los malhechores crucificados lo insultó diciendo: “¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros”. Pero el otro lo reprendió diciéndole: “Sufriendo la misma pena que Él ¿no tienes temor de Dios? Nosotros la sufrimos justamente, porque recibimos el castigo merecido, pero Él no ha hecho nada malo”. Y añadió: “Jesús, acuérdate de mí cuando llegues a tu Reino”. Él le respondió: “Yo te aseguro: hoy estarás conmigo en el paraíso”. Palabra del Señor.

REFLEXION EN TRES PASOS
1. Texto
Si por casita sagrada se entiendo (entre otras acepciones) a la familia, entonces afirmo, aseguro y sugiero que este domingo sea una excelente ocasión para anunciar a Jesús como el Señor de las familias y convertir cada hogar en una casita donde REINE JESUS. ¿Pero esto porque?
Por varias razones, por la suposición de que tu país fue consagrado al mal, aunque así no fuera, basta ver qué reina en el país, ¿Hay Paz, armonía, respeto, amor? ¡No! En este estado y en esta ciudad ¿hay paz? ¿Qué reina?

Hoy hay gente que se burla de los cristianos católicos, (me gusta decir así porque ese es el auténtico nombre de los católicos). Hoy hay gente que pregunta ¿Dónde está tu Dios? ¡Mira como estamos! ¿Es culpa de Dios? En el evangelio de hoy, hay gente que se burla de Jesús, lo ven derrotado también, “Si salvó a otros, que se salve así mismo”… Son esas mismas voces las que se escuchan hoy ¿Dónde qué el Dios de los católicos? Luego el texto de hoy presenta la crítica de un ladrón y la defensa de otro que se pronuncia en favor de Jesús. ¿Qué papel juega la familia en esto?

2. Contexto
¿Está derrotada la Iglesia? ¿Por qué en vez de la vida, impera más la muerte? Se aprueban leyes en favor de asesinato de bebés desde el vientre materno y ¿dónde queda la familia? Signo de muerte es el de tantos jóvenes desaparecidos. Secuestros y violencia que se siguen dando en todas sus formas y en todo el país. ¿Reina Jesús?

3. Pretexto
La fiesta de hoy no es sólo ocasión para recordar que Jesús es el Rey de nuestra vida, a quien debemos honor, gloria y adoración. Hoy les invito a dar un paso más allá. En esta misa te invito a que consagres a tu familia a Jesús. Hazlo Señor de tu vida, de tu historia de tu familia. Haz que es en ese problema que te aflige Él sea tu esperanza. Haz que en esa enfermedad que te duele Él sea tu salud. Haz que en ese sufrimiento por el que estás pasando, Él sea consuelo. Haz que ese hijo que te ha fallado, Él sea su guía. Haz que ese matrimonio que se está destruyendo, Él sea su constructor.  Porque sólo Jesús puede. Es verdad. Jesus sigue siendo el Señor de la Historia.
La oración de sanación para nuestra familia es una petición de paz, amor, bondad, tranquilidad y armonía que le hacemos a nuestro Señor y Salvador Jesucristo y a María Nuestra Madre en este domingo, para que en todo momento sea él quien intervenga en nuestros hogares, sean en momentos de dificultad sea en momentos de riqueza, él estará presente en todo momento. Con esta oración le pedirás a Jesús que llene a tu familia de bendiciones, que cure con su mano protectora cada uno de los miembros enfermos que mi familia conforman, que borre todo recuerdo que provoque algún trauma emocional, que sea él bendiciendo nuestros hogares en cada instante.

ORACION PARA CONSAGRAR A LAS FAMILIAS
¡Mi Señor! En nombre de cada miembro que conforma mi familia, hoy acudo a ti. Señor, en cada uno de los designios de cariño que nos has tenido a nosotros, nos has puesto en ella y nos conectaste a cada uno de los que la conformamos. Te agradezco con todo el corazón por cada uno de mis familiares, por todo el amor, cariño y apoyo que he recibido de tu parte a través de ellos, te quiero alabar y glorificar como forma de agradecimiento por tan merecido regalo. Por medio de la familia y dentro de la familia, tú nos diste la dicha de vivir y quisiste que formáramos un lazo de amor entre nosotros, queremos que sea una casita grada, donde se sirva a Ti. ¡REINA TU EN NUESTRO HOGAR!
Hoy mi Señor, te consagro a cada uno mis familiares presentes y ausentes, para que así obres en amor para nosotros. En primer lugar, te pedimos perdón y queremos ser perdonados, por las faltas de amor que se han presentado en el hogar, te prometemos confesarnos y pedirte perdón por los pecados veniales y graves, por nuestra falta de comunicación, por no ser el conducto de amor que tú les ofreces a ellos. ¡REINA TÚ EN NUESTRO EN NUESTRO FAMILIA!
Jesús, hoy te consagro mi hogar y te pido que ingreses y expandas el corazón de cada uno de nosotros y cures las heridas causadas por nuestras experiencias que requieren ser sanadas por tu mano poderosa. Tú nos conoces de lado a lado, más que nosotros mismos nos conocemos, de tal manera, invade con tu amor cada costado de nuestro corazón. Donde quieras que encuentres  – el niño herido-, siéntelo, consiéntelo, y desátalo para que sea libre. ¡REINA TÚ EN NUESTRO EN NUESTROS CORAZONES!
Danos las ansias de querer nacer y cura todo dolor o trauma que pudo habernos causado un daño durante nuestro nacimiento, bien sea corporal, mental o emocional. ¡Te agradezco, mi Señor! por tu presencia en el momento del nacimiento de cada uno de los que aquí te glorificamos, gracias por haber sido tú quien nos recibió en la tierra, dándonos tu apoyo, ofreciéndote de tal manera que jamás me abandonaste ni defraudaste.
¡Sé Tú nuestro Rey y Señor, Señor de esta casita sagrada y Rey de esta familia! Que con María nuestra Madre y el Espíritu Santo, seamos uno en el Padre. Amen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario