martes, 29 de enero de 2019

SALMOS MES DE FEBRERO


IV DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Del salmo 70


CLIK EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR AUDIO
 
R/. Señor, tú eres mi esperanza.

Señor, tú eres mi esperanza,
que no quede yo jamás defraudado.
Tú, que eres justo, ayúdame y defiéndeme;
escucha mi oración y ponme a salvo. R/.

Sé para mí un refugio,
ciudad fortificada en que me salves.
Y pues eres mi auxilio y mi defensa,
 líbrame, Señor, de los malvados. R/.

Señor, tú eres mi esperanza;
desde mi juventud en ti confío.
 Desde que estaba en el seno de mi madre,
 yo me apoyaba en ti y tú me sostenías. R/.

Yo proclamaré siempre tu justicia y a todas horas,
 tu misericordia.
 Me enseñaste a alabarte desde niño
 y seguir alabándote es mi orgullo. R/.




V DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Del salmo 137



CLIK EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR AUDIO


R/. Cuando te invocamos, Señor, nos escuchaste.


De todo corazón te damos gracias,
 Señor, porque escuchaste nuestros ruegos.
 Te cantaremos delante de tus ángeles.
Te adoraremos en tu templo. R/.

Señor, te damos gracias por tu lealtad y por tu amor:
 siempre que te invocamos
nos oíste y nos llenaste de valor. R/.

Que todos los reyes de la tierra
 te reconozcan al escuchar tus prodigios.
 Que alaben tus caminos,
porque tu gloria es inmensa. R/.

Tu mano, Señor, nos pondrá a salvo,
 y así concluirás en nosotros tu obra.
 Señor, tu amor perdura eternamente;
 obra tuya soy, no me abandones. R/.




VI DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO

Del salmo 1



CLIK EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR AUDIO



R/. Dichoso el hombre que confía en el Señor.

Dichoso aquel que no se guía
 por mundanos criterios,
 que no anda en malos pasos
 ni se burla del bueno,
que ama la ley de Dios y se goza
en cumplir sus mandamientos. R/.

Es como un árbol plantado junto al río,
 que da fruto a su tiempo y nunca se marchita.
En todo tendrá éxito. R/.

En cambio, los malvados serán
 como la paja barrida por el viento.
 Porque el Señor protege el camino del justo
y al malo sus caminos acaban por perderlo. R/.




VII DOMINGO DEL TIEMPO ORDINARIO


Del salmo 102 



CLIK EN LA IMAGEN PARA ESCUCHAR AUDIO


R/. El Señor es compasivo y misericordioso.


Bendice al Señor, alma mía,
 que todo mi ser bendiga su santo nombre.
Bendice, al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios. R/.

El Señor perdona tus pecados
 y cura tus enfermedades;
 él rescata tu vida del sepulcro
 y te colma de amor y de ternura. R/.

El Señor es compasivo y misericordioso,
 lento para enojarse y generoso para perdonar.
 No nos trata como merecen nuestras culpas,
ni nos paga según nuestros pecados. R/.

Como dista el oriente del ocaso,
 así aleja de nosotros nuestros delitos;
 como un padre es compasivo con sus hijos,
así es compasivo el Señor con quien lo ama. R/.

 


 

 





 


No hay comentarios:

Publicar un comentario