domingo, 7 de octubre de 2018

SALMOS DEL MES DE OCTUBRE

XXVII DOMINGO ORDINARIO
SALMO RESPONSORIAL (sal 127)


R: Dichoso el que teme al Señor. 
L: Dichoso el que teme al Señor
y sigue sus caminos:
comerá del fruto de su trabajo,
será dichoso, le irá bien.

R: Dichoso el que teme al Señor.
L:  Su mujer, como vid fecunda,
en medio de su casa;
sus hijos, como renuevos de olivo,
alrededor de su mesa.

R: Dichoso el que teme al Señor. 
L:  Esta es la bendición del hombre que teme al Señor:
“Que el Señor te bendiga desde
Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén
todos los días de tu vida”.

R: Dichoso el que teme al Señor. 


XXVIII DOMINGO ORDINARIO
SALMO RESPONSORIAL (sal 89)


R:Sácianos, Señor, de tu misericordia.
L: Enséñanos a ver lo que es la vida,
y seremos sensatos.
¿Hasta cuándo, Señor, vas a tener compasión de tus siervos?
¿Hasta cuándo?

R: Sácianos, Señor, de tu misericordia. 
L: Llénanos de tu amor por la mañana
y júbilo será la vida toda.
Alégranos ahora por los días
y los años de males y congojas.

R: Sácianos, Señor, de tu misericordia. 
L: Haz, Señor, que tus siervos
y sus hijos puedan mirar tus obras y tu gloria.
Que el Señor bondadoso nos ayude
y dé prosperidad a nuestras obras.

R: Sácianos, Señor, de tu misericordia. 




XXVIII DOMINGO ORDINARIO
SALMO RESPONSORIAL (sal 32)



R: Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor. 
L: Sincera es la palabra del Señor 
y todas sus acciones son leales. 
El ama la justicia y el derecho, 
la tierra llena está de sus bondades. 

R: Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor. 
L: Cuida el Señor de aquellos que lo temen 
y en su bondad confían; 
los salva de la muerte 
y en épocas de hambre les da vida. 

R: Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor
En el Señor está nuestra esperanza, 
pues él es nuestra ayuda y nuestro amparo. 
Muéstrate bondadoso con nosotros, 
puesto que en ti, Señor, hemos confiado. 

R: Muéstrate bondadoso con nosotros, Señor.




XXVIII DOMINGO ORDINARIO
SALMO RESPONSORIAL (sal 125 )



R: Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor.
Cuando el Señor nos hizo volver del cautiverio,
creíamos soñar;
entonces no cesaba de reír nuestra boca
ni se cansaba entonces la lengua de cantar.

R: Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor. 
L: Aun los mismos paganos con asombro decían:
“¡Grandes cosas ha hecho por ellos el Señor!”
Y estábamos alegres,
pues ha hecho grandes cosas por su pueblo el Señor.

R: Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor. 
L: Como cambian los ríos la suerte del desierto,
cambia también ahora nuestra suerte,
Señor, y entre gritos de júbilo cosecharán
aquellos que siembran con dolor.

R: Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor. 
L:  Al ir, iban llorando,
cargando la semilla;
al regresar,
cantando vendrán con sus gavillas.

R: Grandes cosas has hecho por nosotros, Señor

No hay comentarios:

Publicar un comentario