domingo, 9 de septiembre de 2018

NOTICIAS DE LA SEMANA


San Andrés Tuxtla Ver., a 10 de Septiembre de 2018 - Hermanos reciban un cordial y afectuoso saludo, a continuación les presentamos los acontecimientos que se estarán celebrando en la XXIII Semana del Tiempo Ordinario.


10 DE SEPTIEMBRE DE 2018 – LUNES DE LA XXIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO.

·         Consejo presbiteral
·        Se cumple un año más del sensible fallecimiento del presbítero Rafael Zacarías García.

13 DE AGOSTO DE 2018 – JUEVES  DE LA XXIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO.

·         San Juan Crisóstomo obispo y doctor de la Iglesia.
Chrisostomos “boca dorada” llamado así debido a su elocuencia. Nació en Antioquía, cerca del año 347; murió en Comana en Ponto el 14 de septiembre de 407.
Antioquía era la segunda ciudad de la parte oriental del Imperio Romano. Durante todo el siglo IV disputas religiosas perturbaron al imperio y encontraron su eco en Antioquia.
Su padre, Segundo, era un oficial de alto rango en el ejército sirio. Murió poco después del nacimiento de Juan, y Antusa, su mujer, de solamente veinte años de edad, se hizo cargo sola de sus dos hijos, Juan y una hermana mayor.
Afortunadamente era una mujer de inteligencia y carácter. No sólo instruyó a su hijo en la piedad, sino que además lo envió a las mejores escuelas de Antioquía, aún cuando se pudieran hacer sobre ellas muchas objeciones con relación a moral y religión.
Además de las clases de Andragatio, un filósofo no conocido en otra parte, Crisóstomo fue alumno de Libanio, al mismo tiempo el más famoso orador de ese período y el más tenaz adherente al paganismo declinante de Roma. Como podemos observar en posteriores escritos de Crisóstomo, obtuvo en ese momento una considerable erudición griega y cultura clásica, que de ningún modo repudió en sus días posteriores.

14 DE AGOSTO DE 2018 – VIERNES DE LA XXIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO.
·         Peregrinación a Otatitlán.

15 DE AGOSTO DE 2018 – SABADO  DE LA XXIII SEMANA DEL TIEMPO ORDINARIO.

·         Nuestra señora de los Dolores.
La devoción a Nuestra señora de los dolores viene desde muy antiguo. Ya en el siglo VIII los escritores eclesiásticos hablaban de la “Compasión de la Virgen” en referencia a la participación de la Madre de Dios en los dolores del Crucificado.
Pronto empezaron a surgir las devociones a los 7 dolores de María y se compusieron himnos con los que los fieles manifestaban su solidaridad con la Virgen dolorosa.
La fiesta empezó a celebrarse en occidente durante la Edad Media y por ese entonces se hablaba de la “Transfixión de María”, de la “Recomendación de María en el Calvario”, y se conmemoraba en el tiempo de Pascua.
En el siglo XII los religiosos servitas celebraban la memoria de María bajo la Cruz con oficio y Misa especial. Más adelante, por el siglo XVII se celebraba el domingo tercero de septiembre.
El viernes anterior al Domingo de Ramos también se hacía una conmemoración a la Virgen Dolorosa, festividad conocida popularmente como “Viernes de los Dolores”.
Benedicto XIII extendió universalmente la celebración del “Viernes de Dolores” en 1472 y en 1814 el Papa Pío VII fijó la Fiesta de Nuestra Señora de los Dolores para el 15 de septiembre, un día después a la Exaltación de la Santa cruz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario