domingo, 8 de octubre de 2017

SALMOS DEL MES DE OCTUBRE

26° DOMINGO ORDINARIO (Ciclo A)
1 de octubre
SALMO RESPONSORIAL (sal 24)


R: Descúbrenos, Señor, tus caminos.
L: Descúbrenos, Señor,
tus caminos, guíanos con la verdad de tu doctrina.
Tú eres nuestro Dios y salvador
y tenemos en ti nuestra esperanza.

R: Descúbrenos, Señor, tus caminos.
L: Acuérdate, Señor,
que son eternos tu amor y tu ternura.
Según ese amor y esa ternura,
acuérdate de nosotros.

R: Descúbrenos, Señor, tus caminos.
L: Porque el Señor es recto
y bondadoso indica a los pecadores el sendero,
guía por la senda recta a los humildes
y descubre a los pobres sus caminos.

R: Descúbrenos, Señor, tus caminos.




27° DOMINGO ORDINARIO (Ciclo A)
8 de octubre
SALMO RESPONSORIAL (sal 79)



R: La viña del Señor es la casa de Israel.

L: Señor, tú trajiste de Egipto una vid,
arrojaste de aquí a los paganos y la plantaste;
ella extendió sus sarmientos hasta el mar
y sus brotes llegaban hasta el río.


R: La viña del Señor es la casa de Israel.

L: Señor, ¿por qué has derribado su cerca, de modo que puedan saquear tu viña los que pasan,
pisotearla los animales salvajes,
y las bestias del campo, destrozarla?


R: La viña del Señor es la casa de Israel.

L: Señor, Dios de los ejércitos,
vuelve tus ojos, mira tu viña y visítala;
protege la cepa plantada por tu mano,
el renuevo que tú mismo cultivaste.


R: La viña del Señor es la casa de Israel.

L: Ya no nos alejaremos de ti;
consérvanos la vida y alabaremos tu poder.
Restablécenos, Señor, Dios de los ejércitos,
míranos con bondad y estaremos a salvo.

R: La viña del Señor es la casa de Israel.



28° DOMINGO ORDINARIO (Ciclo A)
15 de octubre
SALMO RESPONSORIAL (sal 24)



R: Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

L: El Señor es mi pastor, nada me falta;
en verdes praderas me hace reposar
y hacia fuentes tranquilas
me conduce para reparar mis fuerzas.


R: Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

L: Por ser un Dios fiel a sus promesas,
me guía por el sendero recto; así, aunque camine por cañadas oscuras,
nada temo, porque tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad.

R: Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

L: Tú mismo me preparas la mesa,
a despecho de mis adversarios;
me unges la cabeza con perfume
y llenas mi copa hasta los bordes.

R: Habitaré en la casa del Señor toda la vida.

L: Tu bondad y tu misericordia me acompañarán
todos los días de mi vida;
y viviré en la casa del
Señor por años sin término.

R: Habitaré en la casa del Señor toda la vida.



29° DOMINGO ORDINARIO (Ciclo A)
22 de octubre
SALMO RESPONSORIAL (sal 95)



R: Cantemos la grandeza del Señor.

L: Cantemos al Señor un canto nuevo,
que le cante al Señor toda la tierra.
Su grandeza anunciemos a los pueblos;
de nación en nación sus maravillas.

R: Cantemos la grandeza del Señor.

L: Cantemos al Señor, porque él es grande,
más digno de alabanza y más tremendo
que todos los dioses paganos, que ni existen;
ha sido el Señor quien hizo el cielo.

R: Cantemos la grandeza del Señor.

L: Alaben al Señor, pueblos del orbe,
reconozcan su gloria y su poder y
tribútenle honores a su nombre.
Ofrézcanle en sus atrios sacrificios.

R: Cantemos la grandeza del Señor.

L: Caigamos en su templo de rodillas.
Tiemblen ante el Señor los atrevidos.
“Reina el Señor”, digamos a los pueblos.
Él gobierna a las naciones con justicia.

R: Cantemos la grandeza del Señor.



30° DOMINGO ORDINARIO (Ciclo A)
29 de octubre
SALMO RESPONSORIAL (sal 17)



R: Tú, Señor, eres mi refugio.
L: Yo te amo, Señor,
tú eres mi fuerza,
el Dios que me protege
y me libera.

R: Tú, Señor, eres mi refugio.
L: Tú eres mi refugio,
mi salvación, mi escudo, mi castillo.
Cuando invoqué al Señor de mi esperanza,
al punto me libró de mi enemigo.

R: Tú, Señor, eres mi refugio.
L: Bendito seas, Señor, que me proteges;
que tú, mi salvador, seas bendecido.
Tú concediste al rey grandes victorias
y mostraste tu amor a tu elegido.

R: Tú, Señor, eres mi refugio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario