sábado, 11 de marzo de 2017

REFLEXIÓN DOMINICAL.II DOMINGO DE CUARESMA.FE, MATRIMONIO Y FAMILIA

FE, MATRIMONIO Y FAMILIA
REFLEXIÓN DOMINICAL
II DOMINGO DE CUARESMA
12 DE MARZO DE 2017
PBRO. TEODULO MORALES MEZO
Del santo Evangelio según san Mateo
Gloria a ti, Señor.

En aquel tiempo, Jesús tomó consigo a
Pedro, a Santiago  y a Juan, el hermano de éste, y los hizo subir a solas con él a un monte elevado. Ahí se transfiguro en su presencia: su rostro se puso resplandeciente como el sol y sus vestiduras se volvieron blancas como la n
ieve. De pronto aparecieron ante ellos Moisés y Elías, conversando con Jesús.
Entonces Pedro le dijo a Jesús: “Señor ¡qué bueno sería quedarnos aquí! Si quieres haremos aquí tres chozas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”.
Cuando aún estaba hablando, una nube luminosa los cubrió y de ella salió una voz que decía: “Éste es mi Hijo muy amado, en quien tengo puestas mis complacencias; escúchenlo”. Al oír esto, los discípulos cayeron rostro en tierra, llenos de un gran temor. Jesús se acercó a ellos, los tocó y les dijo: “Levántense y no teman”. Alcanzando entonces los ojos, ya no vieron a nadie más que a Jesús.
Mientras bajaban del monte, Jesús les ordenó: “No le cuenten a nadie lo que han visto, hasta que el Hijo del hombre haya resucitado de entre los muertos”.
Palabra del Señor
Gloria a ti, Señor Jesús.
BRILLA JUVENTUD
A lo largo de mi vida ministerial me he encontrado con casos muy curiosos de jóvenes que caminan en la oscuridad, no soy ajeno a ello. La Iglesia no es ajena a os problemas de los jóvenes, pero creo que en muchos casos no ha sabido cómo abordar y cómo ayudar a los jóvenes en sus problemas más fundamentales, permítanme hoy hablarle a los jóvenes.

1.- LA TRANSFIGURACIÓN JUVENIL
El Evangelio hoy nos habla de este pasaje en el que Jesús muestra a Pedro, Santiago y Juan su divinidad, es decir, lo que verdaderamente es Él. Y esto me da pie para decirle a los jóvenes que esto no es todo, no solo existen problemas en esta vida, no todo es sufrimiento, hay algo más. No voy, con esta estas simples líneas a cambiar tu vida, espero simplemente decirte, al menos por donde hay luz y por donde caminar.
     a)    Las sombras.
No podemos negar que desde que nos invadieron los celulares, nuestra vida cambio, cambio incluso nuestra manera de comunicarnos. Ahora nuestra comunicación es diferente. Para muchos y supongo que para ti comunicarse en chatear por Whatsapp o por Facebook. Yo me pregunto ¿En que momento o quien nos dijo que comunicarse es chatear?, ¡Ah! Y es que cuidado con dejar en “visto” a tu amiga o novia porque te reclaman. Si ves que se pusieron las dos palomitas azules y no te responden ¿Qué es lo primero que piensas? “Sobres, me dejo en visto y no respondió, es bien #¡¿*#”. Si te deja en visto y no responde es señal de que no se quiere comunicar contigo, te sientes despreciado y hasta humillado.
Y ahora es muy fácil decirle al otro que estas triste, basta con mandar un emoticón llorando y es suficiente para decirle al otro que estas en un mar de lágrimas. Ya no hay encuentro cara a cara, ni los besos siquiera ya son de frente. Ya todo es larga distancia, es más cómodo desde conde estas mandar besos que ir y darlos personalmente.
Y lo peor es que tampoco favorecen las relaciones humanas.  Hoy se aumentaron las peticiones de “¿Quieres ser mi novia?” por Whatsapp que personalmente. Personalmente ya desaparecieron. Y así con los mismos esposos. Estás cayendo en los mismos vicios. Tanto cambiaron nuestras relaciones humanas, que por hacerle tanto caso l celular no le prestamos atención a mamá cuando nos está hablando, regañándonos o simplemente contándonos algo de sus logros en la cocina.
Hoy quiero proponerte, en esta cuaresma, algo propio ¿Por qué no cambiamos un poco eso? ¿Por qué no damos al día unas cuantas horas para las relaciones humanas y dejamos durante el día unas horas el celular?




b)   Las Luces
Por otro lado, entiendo que te refugies en el celular. ¿Cómo no hacerlo cuando tienes un papá que nunca está contigo, y si está contigo es como si no estuviera? Por otro lado, tienes una mamá que anda también en su mundo.
Pobre juventud ¿Dónde está tu mundo? Pero no te compadezcas tanto. Tú puedes salir adelante. Igual que Jesús, puedes brillar y mostrar al mundo lo bello que eres, muéstrame tu nobleza, tu divinidad, sino igual a la de Jesús, pero muéstrame tu divinidad. Yo creo, no por líneas falsas, creo, con toda certeza, que la juventud puede cambiar su entorno y lo creo porque sé, bien sé que los jóvenes en general y tú en particular pueden cambiar su entorno. Sé que nos jóvenes y, que tú, eres fuerte. No te compadezcas tanto. Tú puedes iluminar tu ambiente. Tu familia, tu escuela, tu comunidad.
¿Qué porque lo sé? Porque lo he visto, porque me consta, porque tengo pruebas. Tengo nombre de jóvenes que han cambiado su vida. Tengo nombres como el de  Eder, a quien ya no he visto, pero sé que cambio sus entradas a antros y bares por entradas a capillas de adoración eucarísticas. Recuerdo a Eli, Claudia, Adán, Karime, Eduardo, Rosa. Son nombres reales, personas y jóvenes reales que han cambiado sus vidas, con tropiezos (también me consta) pero diferentes.

Dios bendiga a tantos jóvenes que transfiguran sus vidas y ahora iluminan a otros. También tengo otros nombres de otros jóvenes que no quisieron cambiar.
 Y tú ¿De cuál eres?

No hay comentarios:

Publicar un comentario