jueves, 9 de febrero de 2017

VI DOMINGO ORDINARIO. 12 DE FEBRERO. REFLEXION DOMINICAL

FAMILIA Y FE CRISTIANA
VI DOMINGO ORDINARIO
12 DE FEBRERO DE 2017
PBRO. TEODULO MORALES MEZO
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “No crean que he venido a abolir la ley o los profetas; no he venido a abolirlos, sino a darles plenitud. Yo les aseguro que antes se acabarán el cielo y la tierra, que deje de cumplirse hasta la más pequeña letra o coma de la ley. Por lo tanto, el que quebrante uno de estos preceptos menores y enseñe eso a los hombres, será el menor en el Reino de los Cielos, pero el que los cumpla y los enseñe, será grande en el Reino de los Cielos Les aseguro que si su justicia no es mayor que la de los escribas y los fariseos, ciertamente no entrarán ustedes en el Reino de los Cielos.
Han oído ustedes que se dijo a los antiguos: No matarás y el que mate será llevado ante el tribunal. Pero yo les digo: Todo el que se enoje con su hermano, será llevado también ante el tribunal; el que insulta a su hermano, será llevado ante el tribunal supremo, y el que lo desprecie, será llevado al fuego del lugar de castigo.
Por lo tanto, si cuando vas a poner tu ofrenda sobre el altar, te acuerdas allí mismo de que tu hermano tiene alguna queja contra ti, deja tu ofrenda junto al altar y ve primero a reconciliarte con tu hermano, y vuelve luego a presentar tu ofrenda. Arréglate pronto con tu adversario, mientras vas con él por el camino; no sea que te entregue al juez, el juez al policía y te metan a la cárcel. Te aseguro que no saldrás de allí hasta que hayas pagado el último centavo.
También han oído ustedes que se dijo a los antiguos: No cometerás adulterio. Pero yo les digo qué quién mire con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en su corazón. Por eso, si tú ojo derecho es para ti ocasión de pecado, arráncatelo y tíralo lejos, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él se ha arrojado al lugar de castigo. Y si tu mano derecha es para ti ocasión de pecado córtatela y arrójala lejos de ti, porque más te vale perder una parte de tu cuerpo y no que todo él se ha arrojado al lugar de castigo.
También se dijo antes: El que se divorcie, que le dé a su mujer un certificado de divorcio. Pero yo les digo que el que se divorcia, salvo el caso de que vivan en unión ilegítima, expone a su mujer al adulterio, y el que se casa con una divorciada comete adulterio.
Han oído que se dijo a los antiguos: No jurarás en falso y le cumplirás al Señor lo que hayas prometido en juramento. Pero yo les digo: No juren de ninguna manera, ni por el cielo que es el trono de Dios, ni por la Tierra Porque es donde él pone los pies, ni por Jerusalén, que es la ciudad del gran Rey. Tampoco jures por tu cabeza, porque no puedes hacer blanco o negro uno solo de tus cabellos. Digan simplemente sí cuando es sí, y no cuando es no. Lo que se diga de más, viene del maligno”. Palabra del señor
Gloria a ti Señor Jesús

En la perícopa del Evangelio que hoy hemos escuchado, queridos hermanos, recordamos tres de los 10 mandamientos que tenemos en el decálogo. Aunque en una primera parte, encontramos la afirmación de Jesús: Yo no he venido a abolir la ley o los profetas. Entonces dividamos en 4 momentos la reflexión de hoy.
1.       ¿Habrá fe sobre la Tierra?
Jesús mismo, queridos hermanos, no vino a reemplazar la Ley o los profetas, sino a darle plenitud. Pienso en los modernistas de nuestra querida Iglesia de hoy, pienso en aquellos que se lamentan de que la palabra de los primeros padres tenga tanto peso todavía hoy en la Iglesia, pienso en esos progresistas que, a fuerza de adaptarse a los Santos Padres, no han modificado toda la doctrina de la Iglesia Católica porque no han podido, y que si por ellos fuera, cambiarían toda la doctrina de la  Iglesia y habría como resultado otra Iglesia. La Iglesia que por siglos ha enseñado la auténtica doctrina, hoy viene siendo adoctrinada por nuevos doctores que cambian, el dogma, y lo peor es que hay muchos pastores que se tragan el cuento de los grandes maestros de hoy y se unen sin saber que son presa de la mentalidad progresista y librepensadora que pretende enseñar su propia doctrina, a expensas y al margen de la auténtica doctrina de la Iglesia. 
Por ejemplo, hoy más que nunca tenemos que afirmar el dogma de la virginidad de María que cree que María fue virgen antes, en y después del Parto; y desechar aquella idea que raya, no tan sólo en la herejía, sino en la doctrina protestante que afirma que en caso de que María no fuera virgen no pasaría nada, tan solo esa idea, ya está contra el dogma y en línea con el protestantismo. Junto con Jesús tenemos que decir hoy que hemos de darle plenitud a la Palabra de Dios. Pero… ¿Será lo único que habría que afirmar?
2.       No matarás
La defensa de la vida es un valor que el cristianismo siempre ha defendido, y sólo porque no hay manera de introducir la enseñanza de la muerte, ni siquiera de forma disimulada dentro de la doctrina católica, es que se ha conservado mas o menos claro esta doctrina, sino capaz que se enseñara lo contrario. Sin embargo, no pensemos que es la única manera de quitarle la vida al hombre, hay otras maneras que hoy recuerda Jesús. Cuando se habla mal del hermano, cuando se le desprecia, (y más si es un sacerdote dicho hermano). Eso también es matar y al respecto recomiendo leer los números 98 al 101 de Evangelii Gaudium, ¡No nos dejemos robar el ideal del amor fraterno!
3.       No cometerás adulterio
El hombre que vea con malos deseos a una mujer, ya cometió adulterio con ella en el corazón. Pero como el hombre no es el único que tiene ojos, sino también la mujer, vale lo que se indica al hombre también para la mujer.

4.       No jurarás en nombre de Dios en Falso
Es tan fácil mentir, que a veces lo hacemos de manera inconsciente: mentimos de todo y sobre todo.  Desde chicos nos enseñan la mentira. Por el ejemplo cuando la esposa pregunta al esposo –Mi amor, ¿yo soy bonita? –Mi vida, eres la más hermosa del mundo-. Aunque a veces, por dentro se esté diciendo, -pero no me gusta tu nariz. Cuando vamos creciendo, en la escuela aprendemos a falsificar las firmas de los papás en la escuela, o cuando justificamos el 5 que hemos sacado en matemáticas. –Pero mamá es que el maestro ¡me trae! Creo que le caigo mal. O si llegas tarde a clases y el maestro te pregunta por qué llegas tarde, tus respuestas son como estas: aaaah, mmmm, ah es que… ¡se murió mi abuelita! ¿Quién no ha matado a la abuelita en la primaria o en la secundaria por justificar la flojera? Pero ¿Qué haces cuando tu mamá te pregunta –Mija estoy gorda-? Y ahí si te pone en aprieto tu mamá y si es tu novio ni qué hablar, es tan fácil mentir. Los niños suelen responder ¡Ya vooooy! Y nunca llegan cuando mamá o papá les hablan. Y se nos olvida que la mentira es pecado.



Señor, Dios nuestro,
tu nos has elegido
paras ser tus santos 
y tus predilectos.
Revístenos de sentimientos 
de misericordia
de bondad, de humildad,
de dulzura, de paciencia.
Ayúdanos a comprendernos mutuamente cuando tenemos algún motivo de queja
lo mismo que tú Señor, 
nos has perdonado.
Sobre todo, danos esa caridad, 
que es vínculo de perfección. 
Que la paz de Cristo 
brille en nuestros corazones.
Esa paz que debe reinar 
en la unidad de 
tu cuerpo místico. 
Que todo cuando hagamos
en palabras o en obras
sea en nombre del Señor Jesús
por quien sean dadas las gracias
a ti Dios Padre y Señor Nuestro
Amén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario