sábado, 25 de febrero de 2017

REFLEXIÓN DOMINICAL 26 DE FEBRERO

FAMILIA Y FE CRISTIANA
REFLEXION DOMINICAL
CICLO A
26 DE FEBRERO DE 2016
PBRO. TEODULO MORALES
VIII DOMINGO ORDINARIO
Del santo Evangelio según san Mateo
Gloria a ti señor
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Nadie puede servir a dos amos, porque odiará a uno y amará al otro, o bien obedecerá al primero y no le hará caso al segundo. En resumen, no pueden ustedes servir a Dios y al dinero. Por eso les digo que no se preocupen por su vida, pensando que comerán o con qué se vestirán. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo que la vestidura? Miren las aves del cielo, que ni siembran, ni cosechan, ni guardan en graneros y, sin embargo, el padre celestial los alimenta. ¿Acaso no valen ustedes más que ellas? ¿Quién de ustedes, a fuerza de preocuparse, puede prolongar su vida siquiera un momento?
¿Y por qué se preocupan del vestido? Miren como crecen los lirios del campo, que no trabajan ni hilan. Pues bien, yo les aseguro que ni Salomón, en todo el esplender de su gloria, se vestía como uno de ellos. Y si Dios viste así a la hierba del campo, que hoy florece y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, hombres de poca fe? No se inquieten, pues, pensando: ¿Qué comeremos o qué beberemos o con que nos vestiremos? Los que no conocen a Dios se desviven por todas estas cosas; pero el Padre celestial ya sabe que ustedes tienen de necesidad de ellas. Por consiguiente, busquen el Reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas se le darán por añadidura. No se preocupen por el día de mañana, porque el ia de mañana traerá ya sus propias preocupaciones. A cada día le bastan sus propios problemas”.
Palabra del señor. Gloria a ti señor Jesús


1.       NO PUEDEN SERVIR A DIOS Y AL DINERO
Si algo vuelve loca a las  mujeres, dicen los que saben, no son las palabras tiernas, u hombres galantes, sino la ropa, los zapotes, y los cosméticos. ¡Claro! Entre otras cosas, se vuelven locas cuando, desde el cuarto habla gritan, “No tengo qué ponerme”. Escuchaba a una mujer decirle a otras, ¡que frio hace! Pero no se ponía suéter por no dejar de verse bien. Casi todas las mujeres, son capaces de llegar tarde a una reunión, aunque sea importante, porque no tienen qué ponerse. Y todavía más, hay mujeres que no llegan a una fiesta si no llevan estrenando algo, ¡qué bonito es estrenar! ¿No?
2.       NO SE PREOCUPEN POR LO QUE VAN A COMER
Pues bien, en el evangelio de hoy tenemos una instrucción de Jesús muy precisa, “no se preocupen por su vida, pensando que comerán o con qué se vestirán.” Una invitación tan sencilla de Jesús, pero tan difícil de llevar a cabo. Debo decir que a mí particularmente me impresionan las personas que se desviven por el dinero, que son esclavas del dinero. Hace un tiempo conocí lastimosamente a un hermano diacono, que su centro, su motor era el dinero no Dios, de tal manera que siempre se atrevía a pedir dinero con mil pretextos por delante: -No tengo dinero-, no tengo sueldo, tengo un problema de salud, etc. Y siempre encontraba un pretexto para pedir en cada celebración que hacía dinero, dinero y  más dinero. Y me impresiona esto, porque para mí simplemente es incomprensible.

Por otro lado, cuando se habla de prosperidad económica muchos, católicos reaccionan tipo “vade retro satanás”, porque parecen sostener que Dios puso a los católicos en la tierra para que fueran pobres materialmente. Confunden la humildad espiritual con la pobreza material.

 

Uno puede usar el dinero que Dios le entrega para vivir confortablemente y hacer obras, o puede usarlo para darse gustos materiales egoístas. Pero los católicos el problema es con el dinero más allá de lo que se haga con él. Estos católicos pueden tener temor que su prosperidad económica los corrompa, temen ser tentados por lo que puedan hacer con el dinero y a donde los puede llevar.
No se puede negar que se justifica, porque por el dinero entran cantidad de tentaciones y eso se ve en los cristianos que hacen de la prosperidad económica el centro de su prédica – como el caso de Pare de Sufrir y otros grupos evangélicos -, y sus emprendimientos se alejan mucho de la prédica de Jesús.

LO PRINCIPAL ES LA MISIÓN EN LA VIDA, EL DINERO PUEDE VENIR O NO POR AÑADIDURA

A menudo vemos gente rica que se preguntan por qué han sido tan enormemente “recompensados” por emprendimientos que, en algunos casos, son puramente egoístas. En la superficie es casi un milagro. Ellos tienen un poder que nosotros no tenemos. Ellos pueden enviar a sus hijos a los más exclusivos colegios. Pueden darse el lujo de viajar cada vez que sientan la necesidad. Los coches son juguetes para ellos. Parece que lo tienen todo. No se preocupan como pagar la factura de electricidad. Parece que tienen una vida de ensueño. Sin embargo, cuando la riqueza se ha logrado erróneamente (a expensas de otros), es una carga, ni siquiera una maldición.
3.       
NO SE PREOCUPEN POR LO QUE VAN A VESTIR
Cuando se utiliza con fines egoístas nos pone fuera de contacto con el Plan de Dios, y la vida de alguien que está fuera del plan de Dios es una vida de “maravillas” que son superficiales.
Olvídate de tratar de ser un cruce entre lo santo y lo mundano. Cuando Dios repase tu vida y te pregunte lo que has hecho, él no va a estar muy impresionado si le dices: “Bueno, tomé el dinero y me compré una mansión. También me compré un Bentley. Me compré el yate más grande y lo estacioné en frente de otra mansión que era mi casa de veraneo”
¿Te imaginas cómo Dios va a responder a eso, y cómo el millonario se sentirá cuando el Señor le explique que el dinero había sido destinado a los propósitos de Dios? En el cielo, no hay “esposas” que se revuelquen en todo lo que reluce. (El glamour del mal es purificado en el Purgatorio.)

ORACION

Señor por el poder de tu palabra,
te pedimos perdón,
saca a la luz todo pecado oculto
que está impidiendo la bendición,
revela a cada uno de tus hijos
la raíz que está dando el fruto malo de ruina,
miseria, escasez, puertas cerradas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario