martes, 31 de enero de 2017

SALMOS DEL MES DE FEBRERO CICLO A

5° DOMINGO DE ADVIENTO
5 de febrero
SALMO RESPONSORIAL (sal 111)


R: El justo brilla como una luz en las tinieblas.
L: Quien es justo, clemente y compasivo,
como una luz en las tinieblas brilla.
Quienes, compadecidos, prestan
y llevan su negocio honradamente, jamás se desviarán.

R: El justo brilla como una luz en las tinieblas.
L:  El justo no vacilará;
vivirá su recuerdo para siempre.
No temerá malas noticias,
porque en el Señor vive confiadamente.

R: El justo brilla como una luz en las tinieblas.
L: Firme está y sin temor su corazón.
Al pobre da limosna,
obra siempre conforme a la justicia;
su frente se alzará llena de gloria.


R: El justo brilla como una luz en las tinieblas. 



6° DOMINGO ORDINARIO (ciclo A)
12 de febrero
SALMO RESPONSORIAL (sal 118)

R: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.
L: Dichoso el hombre de conducta intachable,
que cumple la ley del Señor.
Dichoso el que es fiel a sus enseñanzas
y lo busca de todo corazón.

R: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.
L: Tú, Señor, has dado tus preceptos
para que se observen exactamente.
Ojalá que mis pasos se encaminen
al cumplimiento de tus mandamientos.

R: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.
L: Favorece a tu siervo para que viva
y observe tus palabras.
Ábreme los ojos
para ver las maravillas de tu voluntad.

R: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.
L: Muéstrame, Señor,
el camino de tus leyes y yo lo seguiré con cuidado.
Enséñame a cumplir tu voluntad
y a guardarla de todo corazón.

R: Dichoso el que cumple la voluntad del Señor.

7° DOMINGO ORDINARIO (CICLO A)
19 de febrero
SALMO RESPONSORIAL (sal 102)


R: El Señor es compasivo y misericordioso.
L: Bendice al Señor, alma mía,
que todo mi ser bendiga su santo nombre.
Bendice al Señor, alma mía,
y no te olvides de sus beneficios.

R: El Señor es compasivo y misericordioso.
L: El Señor perdona tus pecados
y cura tus enfermedades;
él rescata tu vida del sepulcro
y te colma de amor y de ternura.

R: El Señor es compasivo y misericordioso.
L: El Señor es compasivo y misericordioso,
lento para enojarse y generoso para perdonar.
No nos trata como merecen nuestras culpas,
ni nos paga según nuestros pecados.

R: El Señor es compasivo y misericordioso.
L: Como dista el oriente del ocaso,
así aleja de nosotros nuestros delitos;
como un padre es compasivo con sus hijos,
así es compasivo el Señor con quien lo ama.

R: El Señor es compasivo y misericordioso.

8° DOMINGO ORDINARIO (CICLO A)
26 de febrero
SALMO RESPONSORIAL (sal 61)


R: Sólo en Dios he puesto mi confianza.
L: Sólo en Dios he puesto mi confianza,
porque de él vendrá el bien que espero.
Él es mi refugio y mi defensa,
ya nada me inquietará.

R: Sólo en Dios he puesto mi confianza.
L: Sólo Dios es mi esperanza,
mi confianza es el Señor:
es mi baluarte y firmeza,
es mi Dios y salvador.

R: Sólo en Dios he puesto mi confianza.
L: De Dios viene mi salvación y mi gloria;
él es mi roca firme y mi refugio.
Confía siempre en él, pueblo mío,
y desahoga tu corazón en su presencia.

R: Sólo en Dios he puesto mi confianza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario