miércoles, 31 de agosto de 2016

SALMOS DEL MES DE SEPTIEMBRE

XXIII DOMINGO ORDINARIO
4 de septiembre
SALMO RESPONSORIAL (sal 98)




R: Tú eres, Señor, nuestro refugio.
L: tu haces volver al polvo a los humanos,
diciendo a los mortales que retornen.
Mil años para ti son como un día que ya pasó;
como una breve noche.


R: Tú eres, Señor, nuestro refugio.
L: Nuestra vida es tan breve como un sueño;
semejante a a hierba,
que despunta y florece en la mañana
y por la tarde se marchita y seca.


R: Tú eres, Señor, nuestro refugio.
L: Enséñanos a ver la vida
y seremos sensatos
¿Hasta cuándo, Señor, vas a tener compasión de tus siervos?
¿Hasta cuándo?


R: Tú eres, Señor, nuestro refugio.
L: Llénanos de tu amor por la mañana
y júbilo será la vida toda.
Haz, Señor, que tus siervos y tus hijos,
puedan mirar tus obras y tu gloria.


R: Tú eres, Señor, nuestro refugio.


XXIV DOMINGO ORDINARIO
11 de septiembre
SALMO RESPONSORIAL (sal 50)




R. Me levantaré y volveré a mi padre. 
L. Por tu inmensa compasión y misericordia,
Señor, apiádate de mí y olvida mis ofensas.
Lávame bien de todos mis delitos y purifícame de mis pecados.

R. Me levantaré y volveré a mi padre.
L. Crea en mí, Señor, un corazón puro,
un espíritu nuevo para cumplir tus mandamientos.
No me arrojes, Señor, lejos de Ti,
ni retires de mí tu Santo Espíritu.

R. Me levantaré y volveré a mi padre. 
L. Señor, abre mis labios y cantará mi boca tu alabanza.
Un corazón contrito te presento,
y a un corazón contrito,
Tú nunca lo desprecias.

XXV DOMINGO ORDINARIO
18 de septiembre
SALMO RESPONSORIAL (sal 112)



L: Que alaben al Señor todos sus siervos.

L: Bendito sea el Señor.
alábenlo sus siervos.
Bendito sea el Señor,
desde ahora y para siempre.

L: Que alaben al Señor todos sus siervos.
Dios está sobre todas las naciones,

su gloria por encima de los cielos.
¿Quién hay como el Señor?
¿Quién iguala al Dios nuestro? 


L: Que alaben al Señor todos sus siervos.
El tiene en las alturas su morada

y sin embargo de esto,
bajar se digna su mirada
para ver tierra y cielo.


L: Que alaben al Señor todos sus siervos.
L: El levanta del polvo al desvalido
y saca al indigente del estiércol
para hacerlo sentar entre los grandes,
los jefes de su pueblo. 

L: Que alaben al Señor todos sus siervos.



XXV DOMINGO ORDINARIO
25 de septiembre
SALMO RESPONSORIAL (sal 145)


R: Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.
El Señor siempre es fiel a su palabra,
y es quien hace justicia al oprimido;
él proporciona pan a los hambrientos
y libera al cautivo.
R: Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.
L: Abre el Señor los ojos de los ciegos
y alivia al agobiado.
Ama el Señor al hombre justo
y toma al forastero a su cuidado. 

R: Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.
L: A la viuda y al huérfano sustenta
y trastorna los planes del inicuo.
Reina el Señor eternamente,
reina tu Dios, oh Sión, reina por siglos. 

R: Alabemos al Señor, que viene a salvarnos.



1 comentario: