sábado, 8 de diciembre de 2018

NOTICIAS DE LA SEMANA



San Andrés Tuxtla Ver., a 8 de diciembre de 2018 - Hermanos reciban un cordial y afectuoso saludo, a continuación, les presentamos los acontecimientos que se estarán celebrando en la II Semana de Adviento.

10 DE DICIEMBRE DE 2018 –LUNES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO
·         Cumpleaños del presbítero José  Gabriel López Castilla
·         Foráneos

11 DE DICIEMBRE DE 2018 –MARTES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO.
·         Aniversario de ordenación sacerdotal del presbítero Aarón Reyes Natividad.

12 DE DICIEMBRE DE 2018 –MIERCOLES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO.
·         Nuestra señora de Guadalupe
Un sábado de 1531 a principios de diciembre, un indio llamado Juan Diego, iba muy de madrugada del pueblo en que residía a la ciudad de México a asistir a sus clases de catecismo y a oír la Santa Misa. Al llegar junto al cerro llamado Tepeyac amanecía y escuchó una voz que lo llamaba por su nombre.
Él subió a la cumbre y vio a una Señora de sobrehumana belleza, cuyo vestido era brillante como el sol, la cual con palabras muy amables y atentas le dijo: "Juanito: el más pequeño de mis hijos, yo soy la siempre Virgen María, Madre del verdadero Dios, por quien se vive. Deseo vivamente que se me construya aquí un templo, para en él mostrar y prodigar todo mi amor, compasión, auxilio y defensa a todos los moradores de esta tierra y a todos los que me invoquen y en Mí confíen. Ve donde el Señor Obispo y dile que deseo un templo en este llano. Anda y pon en ello todo tu esfuerzo".
De regresó a su pueblo Juan Diego se encontró de nuevo con la Virgen María y le explicó lo ocurrido. La Virgen le pidió que al día siguiente fuera nuevamente a hablar con el obispo y le repitiera el mensaje. Esta vez el obispo, luego de oir a Juan Diego le dijo que debía ir y decirle a la Señora que le diese alguna señal que probara que era la Madre de Dios y que era su voluntad que se le construyera un templo.
De regreso, Juan Diego halló a María y le narró los hechos. La Virgen le mandó que volviese al día siguiente al mismo lugar pues allí le daría la señal. Al día siguiente Juan Diego no pudo volver al cerro pues su tío Juan Bernardino estaba muy enfermo. La madrugada del 12 de diciembre Juan Diego marchó a toda prisa para conseguir un sacerdote a su tío pues se estaba muriendo. Al llegar al lugar por donde debía encontrarse con la Señora prefirió tomar otro camino para evitarla. De pronto María salió a su encuentro y le preguntó a dónde iba.
El indio avergonzado le explicó lo que ocurría. La Virgen dijo a Juan Diego que no se preocupara, que su tío no moriría y que ya estaba sano. Entonces el indio le pidió la señal que debía llevar al obispo. María le dijo que subiera a la cumbre del cerro donde halló rosas de Castilla frescas y poniéndose la tilma, cortó cuantas pudo y se las llevó al obispo.
Una vez ante Monseñor Zumarraga Juan Diego desplegó su manta, cayeron al suelo las rosas y en la tilma estaba pintada con lo que hoy se conoce como la imagen de la Virgen de Guadalupe. Viendo esto, el obispo llevó la imagen santa a la Iglesia Mayor y edificó una ermita en el lugar que había señalado el indio.
Pio X la proclamó como "Patrona de toda la América Latina", Pio XI de todas las "Américas", Pio XII la llamó "Emperatriz de las Américas" y Juan XXIII "La Misionera Celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas".


13 DE DICIEMBRE DE 2018 –JUEVES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO
·         Santa Lucia virgen y mártir
A Santa Lucía se le ha representado frecuentemente con dos ojos, porque según una antigua tradición, a la santa le habrían arrancado los ojos por proclamar firmemente su fe.
Nació y murió en Siracusa, ciudad de Italia, y gracias a sus múltiples virtudes entre las que se destaca la sencillez, la humildad y la honradez, el Papa San Gregorio en el siglo VI puso su nombre a dos conventos femeninos que él fundó.
Según la tradición, cuando la santa era muy niña hizo a Dios el voto de permanecer siempre pura y virgen, pero cuando llegó a la juventud quiso su madre (que era viuda), casarla con un joven pagano. Lucía finalmente obtuvo el permiso de no casarse, pero el joven pretendiente, rechazado, dispuso como venganza acusarla ante el gobernador de que la santa era cristiana, religión que estaba totalmente prohibida en esos tiempos de persecución. Santa Lucía fue llamada a juicio; fue atormentada para obligarla a adorar a dioses paganos, pero ella se mantuvo firme en su fe, para luego ser decapitada.

14 DE DICIEMBRE DE 2018 –VIERNES DE LA II SEMANA DE ADVIENTO.
·         Se cumple un año más del sensible fallecimiento del presbítero Juan M. Narváez.
·         Posada sacerdotal.
·         San juan de la Cruz presbítero y doctor de la iglesia:

Nació en Fontiveros, provincia de Ávila (España), hacia el año 1542. Pasados algunos años en la Orden de los carmelitas, fue, a instancias de santa Teresa de Ávila, el primero que, a partir de 1568, se declaró a favor de su reforma, por la que soportó innumerables sufrimientos y trabajos. Murió en Úbeda el año 1591, con gran fama de santidad y sabiduría, de las que dan testimonio precioso sus escritos espirituales.

16 DE DICIEMBRE DE 2018 –SABADO DE LA II SEMANA DE ADVIENTO.
·         Colecta diezmo.



viernes, 7 de diciembre de 2018

LA PRIMERA MISA DE UN SACERDOTE. PRIMER MILAGRO. P. ALEJANDRO RICO ROMERO

LA PRIMER MISA DE UN SACERDOTE ES UN MILAGRO

PRIMERA MISA DEL PADRE ALEJANDRO RICO ROMERO

¡NO CAIGA TU VIDA! 5 RAZONES PARA CAMBIAR DE VIDA. REFLEXIÓN DOMINICAL DOMINGO 9 DE DICIEMBRE


¡NO CAIGA TU VIDA!

5 RAZONES PARA CAMBIAR DE VIDA.

REFLEXIÓN DOMINICAL

DOMINGO 9 DE DICIEMBRE

PBRO. TEODULO MORALES MEZO.

CICLO C

2DA. SEMANA DE ADVIENTO.

 

Evangelio del domingo

Lectura del santo evangelio según san Lucas (3,1-6):
EN el año decimoquinto del imperio del emperador Tiberio, siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tretarca de Iturea y Traconítide, y Lisanio ttetrarca de Abilene, bajo el sumo sacerdocio de Anás y Caifás, vino la palabra de Dios sobre Juan, hijo de Zacarías, en el desierto.
Y recorrió toda la comarca del Jordán, predicando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías:
«Voz del que grita en el desierto: 
Preparad el camino del Señor, 
allanad sus senderos; 
los valles serán rellenados, 
los montes y colinas serán rebajador; 
lo torcido será enderezado, 
lo escabroso será camino llano. 
Y toda carne verá la salvación de Dios».
Palabra del Señor


PRETEXTO.

-Solo me dijo: Sé que el pasado no se puede borrar, solo se puede escribir un futuro mejor- ¡Cuánta razón tenía!  Bastó una decisión equivocada, solo una, para desencadenar otra serie de decisiones equivocadas, hasta llevar su vida a donde jamás imaginó, pero se resignó.
Apenas un par de años atrás, era una chica sin fingimientos, alegre, había terminado el segundo año de la prepa cuando conoció a aquella persona que cambiaría su vida; ni siquiera estaba en sus planes iniciar una relación, pero aquel señor cuarentón le pareció muy respetuoso y muy caballeroso, sin embargo, eso no fue lo que le asombró, sino que comenzó a ser muy atento con ella, le ponía mucha atención, ¡sí! Era muy atento, ¡Este señor si le ponía atención! Una atención que no tenía en su casa, y sin saber cómo, con el tiempo intercambió números de celular y comenzaron su relación amorosa.
Terminó la prepa, se fue a estudiar a la capital del estado, se sintió con mayor libertad, estaba en el segundo año de su carrera, quería ser una excelente abogada, pero fue imposible al cabo del segundo año, los encuentros era más constantes, quedó embarazada, fue allí donde cuando me llamó, se notaba en su voz quebrada un tono de desesperación, miedo a sus padres, arrepentimiento, sueños frustrados. Lo peor comenzaba para ella.
Dejó de estudiar, abandonó sus sueños, seguía cargando con la humillación y el reproche de su propio padre. Ayer me la encontré, me dio gusto, se veía alegre, un poco cansada, madre soltera, nos saludamos, le pregunté ¿Cómo van las cosas? -Solo me dijo: Sé que el pasado no se puede borrar, solo se puede escribir un futuro mejor- ¡Cuánta razón tienes! Es cierto que bastó una decisión equivocada, solo una, para desencadenar otra serie de decisiones equivocadas, hasta llevar tu vida a donde jamás imaginaste.

Pero eso este evangelio me cae bien, me recuerda a ti: “Voz del que grita en el desierto: 
Preparen el camino del Señor,  allanen sus senderos; los valles serán rellenados, 
los montes y colinas serán rebajados;  lo torcido será enderezado,  lo escabroso será camino llano. Y toda carne verá la salvación de Dios”.
1. Voz del que grita en el desierto. Nuevamente hermanos aquí está la voz de Dios, la Palabra de Dios resonando en nuestra cabeza, no importa cuántas decisiones equivocadas hayas tomado en este año que estamos a punto de terminar, si te equivocaste ¡Animo! Tenemos otro día más para comenzar de nuevo.
2. Preparar el camino significa ¡Disponte! ¡Quiere! El ánimo de esta amiga mía me hizo cambiar de rumbo también. Porque a pesar de sus errores, que los reconoce bien, tiene fuerzas para seguir adelante, todavía está de pie, todavía tiene ánimo. ¡Esa es la actitud! Preparen en camino del Señor significa eso, dejarse modelar por Jesús, querer seguir, querer cambiar de vida.
3. Allanen los senderos. Me limito simplemente a decirte que allanar el sendero quiere decir: se consiente de que la estás regando, reconoce que no estás haciendo las cosas bien, reconoce que tienes necesidad de ser ayudado, de tus vicios, de tus problemas, de tus enfermedades. Quien no reconoce no puede ser ayudado.
4. Los valles serán rellenados, los montes y colinas serán rebajados. Es decir, si te dispones a cambiar de vida, si reconoces que necesitas ayuda, tienes la garantía de que no serás abandonado, allí donde hay baches Dios te allanará esos baches, allí donde hay obstáculos, (montes y colinas) serán rebajados. Los valles son sinónimo de escases, donde hay escases, Dios pone, donde abunda los montes y colinas, (problemas, sufrimientos) Dios quita.
5. Lo torcido será enderezado. No sólo tus movidas chuecas tienes tú que cambiar, también Dios te promete enderezar tu camino, es una empresa, la tuya y la de Dios. Tu alineas tus movidas chuecas, Dios endereza tus malas decisiones, también.
Después la promesa: Lo escabroso será llano, y todos veremos la salvación de Dios. Esto tiene que ser así. Porque así como existe esta ley de la bondad de Dios, ahora te pongo lo que de pronto pasa con esta invitación y se le deja de lado.
La vedad es que te invito a ser inteligente ante la palabra de Dios, justo, diplomático, exitoso, enriquécete con esta palabra, pero sobre todo sé dócil con la Palabra de Dios. y por qué no, ser pobre ante la palabra de Dios significa ser sencillos, no orgullos ni soberbios.

Ten en cuenta que: La inteligencia sin amor, te hace perverso. La justicia sin amor, te hace implacable. La diplomacia sin amor, te hace hipócrita. El éxito sin amor, te hace arrogante. La riqueza sin amor te hace avaro. La docilidad sin amor, te hace servil. La pobreza sin amor, te hace orgulloso. La belleza sin amor te hace, ridículo. La verdad sin amor te hace hiriente. La autoridad sin amor te hace tirano. El trabajo sin amor, te hace esclavo. La sencillez sin amor, te hace indiferente. La ley sin amor, te hace dictador. La política sin amor, te hace ególatra. La fe sin amor, te hace fanático. La convivencia sin amor, se vuelve tortura. La vida sin amor, no tiene sentido.
Queridos hermanos: Dios quiera que no olvidemos que Dios es amor. Y Dios no necesita razones para amarnos. Su amor es gratuito. Aunque ya pago su precio en la cruz. Precio de sangre. Y tú, cualquiera que sea la historia de tu vida, eres amado por Dios incondicionalmente. Dios te bendiga

Si tienes cualquier comentario házmelo saber al whatsap 294 154 3705 o al correo electrónico teomormez@hotmail.com, o bien a mi Facebook: Teódulo Morales Mezo.


Oración
Enséñanos a orar, Señor,
para encontrar tu rostro.
Invítanos al silencio,
para escuchar tu voz.
Aclara nuestra mirada,
para descubrir tus signos.
Danos valor y decisión
para aceptar lo que debemos cambiar.
Ayúdanos a discernir lo que realmente
importa: seguir tus pasos.
Enséñanos a comprometernos
activos, dispuestos, alegres,
en la construcción del Reino.

Enséñanos a orar, Señor,
nos hace falta.
Queremos buscar tu rostro, encontrar tus
huellas, reconocer tu paso.
Necesitamos volver la mirada,
descubrir tus ojos, llamarte "Padre",
sentir tu aliento.
Descansar en tu mirada,
llenarnos de ella,
palpar tu abrazo cercano,
charlar contigo como niños sencillos,
pocas palabras, bien abiertos los oídos,
para aprender a cambiar.
Invítanos al silencio, ayúdanos a callar.

No estamos acostumbrados,
nos gusta hablar mucho,
para no escucharnos, ni escuchar
tu voz que surge de adentro.
Vuélvete a nosotros, Padre bueno,
llamamos por nuestro nombre.
Insiste, porque somos duros,
nos cuesta reconocer tu voz.

Llama, Padre, interpela,
sacude, levanta tu voz,
a ver si te hacemos caso
y nos decidimos a mirarnos
en el espejo de tu Evangelio
para aprender a cambiar.
Danos tu Espíritu,
para guiarnos,
para revisar, desde El,
nuestras convicciones,
nuestros modelos,
nuestros gestos y actitudes,
nuestras metas y proyectos.

Ayúdanos a discernir,
a caminar según el Espíritu,
para aprender a cambiar.
Enséñanos a comprometernos,
Señor,
que nuestra vida cristiana
sea levadura y fermento
para un mundo que pide a gritos,
la irrupción del Reino.
Danos audacia
a la hora de las decisiones,
danos generosidad,
a la hora de la entrega,
danos constancia,
a la hora del trabajo.

Fortalece nuestra fe en camino,
anima nuestra esperanza,
activa nuestro amor
en proyectos de vida.
Aclara nuestra mirada,
que está confundida,
vemos borroso,
y, veces, equivocado.
Pasas por delante nuestro
y no te conocemos.

Está tu Reino cerca
y no nos damos cuenta.
La vida brota, nueva,
escondida en las semillas
de la justicia, la solidaridad,
la libertad, la paz,
pero no somos capaces
de sorprendernos por sus brotes,
o contagiarnos de su vitalidad.

Nos pasa como a los fariseos, Señor,
pedimos signos, sin entender
que los tenemos a todos lados,
sólo hay que mirar con tus ojos
para aprender a cambiar.

Danos valor y decisión,
para afrontar los cambios
que nos pedís.
Ser discípulo es vivir
como hombre nuevo.
Ayúdanos a dejar
las actitudes y prácticas egoístas,
indiferentes, del hombre viejo
que todos llevamos dentro.
Ayúdanos a convertirnos
y volver los pasos hacia tu camino
para aprender a cambiar.
Ayúdanos a discernir,
enséñanos a darnos cuenta,
donde y de qué manera
nos llamas
a ser testigos de tu Evangelio.

Señor,
escucha nuestra oración,
atiende nuestros llamados.
Necesitamos tu aliento,
nos hace falta tu empuje,
¡que nos anime tu Espíritu!

Queremos caminar
fieles a tu Palabra,
cada día,
un paso adelante,
para cambiar de vida,
y dar testimonio concreto
de tu presencia en medio nuestro.
Ayúdanos a cambiar,
Padre bueno,
para que seamos testigos,
mensajeros,
y constructores de tu Evangelio.
AMEN.
Fuente de la oracion: Marcelo A. Murúa